Quiero platicarles la siguiente experiencia, antes de empezar déjenme decirles que soy una mujer de 25 años, casada, y con la descripción que enseguida detallo, soy morena clara, ojos color miel, alta, 1.75 mts, mas o menos 55 kg. de peso y mis medidas actuales son 95-70-95 uso brassiere de talla 36-b... y pantaletas de talla mediana, la historia que relato empezó así, hace 3 años me case con un buen tipo, el es mayor 5 años y de cuerpo atlético y bien parecido, y además bien dotado.

despues de la boda nos fuimos a vivir con mi suegro, a la casa de mi marido, ya que mi suegro es viudo desde hace 8 años, mi suegro es buenísima onda y tiene 55 años, del tipo de los vaqueros de marlboro, y todo ha trascurrido normalmente, hasta hace 5 meses en que dio inicio esto, tengo un bebe de 8 meses, y desde que nació, mi marido ha tenido que salir de la ciudad muy seguido por cuestiones de trabajo, por lo que paso mucho tiempo en compañía de mi suegro, quien esta a cargo de la familia cuando!
mi marido esta fuera, el tiene un negocio y llega todos los días a la casa a eso de las 8 de la noche, y se levanta a las 6 am y sale a desayunar con amigos, un día en que mi marido estaba fuera, y era domingo yo andaba en la cocina preparando el desayuno del bebe y se asomo mi suegro y me dijo que si le preparaba algo, yo le dije que si, el se sentó a la mesa, yo ese día andaba con una bata corta, mas o menos a medio muslo y se me cayo una servilleta y me agache a recogerla, pero nunca imagine que mi suegro echara una ojeada, y me dijo oye que linda pantaleta traes, es de encaje? yo no supe que responder, solo acerté a decir que si, ya desde que estaba embarazada yo notaba su mirada y me inquietaba, en ocasiones al pasar por detrás mío me daba mis llegues, yo ya le había visto su herramienta por casualidad y la verdad era mas antojable que la de mi marido, por eso yo no decía nada solo gozaba con sus llegues; bueno sigo con la historia, yo seguí con lo del desayuno, y le serví, fui por el bebe y le di su papilla y luego me senté en la sala a darle pecho, el salió del desayunador y se sentó frente a nosotros, empezó a hablarle al nene y le dijo invítame a desayunar, yo solo sonreí y le dije que como era ocurrente.

el se acerco y yo solo temblaba, la verdad deseaba que me poseyera, mi marido tenia 15 días fuera y lo deseaba, el nene se durmió y lo acosté a un lado, mi suegro me acaricio la mejilla y me dijo que estaba muy preciosa, yo me turbe demasiado, mis pantaletas estaban empapadas, yo me deje a su avance y el me beso muy tiernamente en la boca, yo estaba agitadísima, y los senos empezaron a manar leche, tanto así que se mojo la bata, el los libero y los empezó a mamar dulcisimamente, mis pezones estallaban de placer, yo metí la mano por debajo de su short y me apodere de su enorme tranca, y también la libere, era increíble el magnetismo de esa enorme verga, no pudiendo soportar mas me incline a mamarla, el se contorsionaba y gozaba, luego me levanto en brazos y me llevo a su cama, ahí me desnudo e hizo lo mismo, me abrió las piernas y me succiono de una manera tan tierna y deliciosa mi conchita empapada, que ahí mismo termine, tuve mi primer gran orgasmo, yo lo deseaba y le pedí, le suplique que me penetrara, y el se levanto, puso su verga en la entrada de mi vagina húmeda y de un solo empujón me penetro totalmente, yo berreaba de placer, era increíble estar llena de esa gran verga, la sentía toda dentro de mi, llena y satisfecha, el se movía increíblemente, besándome, mamandome los pechos, hasta que nuevamente me vine, el aun tardo otros minutos mas que me parecieron lo mas extraordinario, mi vagina encharcada de mis propios jugos, su enorme pene entrando y saliendo, el ruido que hacia, todo fue arrullador, hasta que el mismo empezó a temblar, y a jadear, y entonces exploto dentro de mi, la cantidad de semen fue tal, que sentía como escurría por entre mis nalgas, el olor de la habitación era solo sexo, y yo quería mas, el se salió y yo como loca me acerque y no deje que se bajara su erección, lo introduje en mi boca y lo mame hasta tenerlo en todo su esplendor y grandeza, el me puso en cuatro patas y me lo dejo ir nuevamente, luego metió un dedo en mi anito que estaba súper lubricado por causa de los jugos de ambos, luego saco su enorme verga y me la metió, primero solo la cabeza en el culo, y poco a poco, por que me dolía la fue metiendo, hasta que estuvo totalmente dentro, y empezó el mete y saca, primero despacio.

despues rápido, hasta que con un alarido se vino, nuevamente inundándome de semen caliente y espeso mi culito, estuve sangrando del culito durante una semana mas, mi marido tardo 15 días mas en regresar y mi suegro y yo la pasamos de película, y hasta ahora no pasa nada, el no sospecha nada y somos muy felices los cuatro, cuatro por que es el bebe, yo, mi marido y mi querido suegro, espero que les haya agradado mi narración y espero sus comentarios a kokomo@latinmail..

com