Esta es una historia real que se que les va a facinar(a mi me encanto). resulta que en mi casa mi madre cansada de lidiar con el trabajo doméstico decidió contratar a alguien para realizar dicho trabajo.luego de ver varias opciones se decidio por una joven de 18 años (en aquel entonces yo tenía 15 y... ya sabía lo delicioso del sexo)llamada sonia que venia de un pueblo pequeño a instalarse en la ciudad para poder estudiar y como no encontró mas en que trabajar le ""tocó"" emplearse de doméstica.

cuando nos presentaron a sonia me di de cuenta el cuerpaso que tenía y además que me sonrreía mucho; pues los días pasaron y yo me encargue de que me fuera cogiendo confianza, ya saben le hablaba mucho, la hacia reir y ella como que iba entendiendo el mensaje hasta que un lunes, el día del partido colombia vs.

argentina, en el intermedio de este, yo bajé a la cocina y vi que estaba lavando ropa en el patio.

entonces me le acerque al lavadero con un vaso de agua bien fría de la nevera y lo derramé sobre ella, luego se me volteo con una jarra a devolverme la gracia que le había hecho y como es lógico yo no me dejé y forcegeamos un rato hasta que la abracé y la besé tiernamente para después hacerlo apasionadamente y yo mientras iba tratando de agarrarle su delicioso culito.

entonces fue cuando sentimos que venía mi hermanita y lo dejamos todo ahi....

por ahora. así se continuo el resto de semana la besaba y la tocaba lo mas que podía pero el problema es que nunca estabamos solos en la casa hasta la noche del sábado cuando mis padres salieron a una fiesta nos dejaron a los tres en casa, me refiero a sonia, mi hermanita y yo;entonces fue cuando me di cuenta que mi hermanita se quedo dormida en su alcoba viendo tv , baje a la sala donde sonia estaba en lo mismo me le acerqué y me le encaramé ya que ella estaba sentada en una silla muy estrecha; empecé a besarla y acariciarla y cuando fuy a meterle el dedito me frenó y me dijo que no era lo correcto y que ademas ella era virgen, lo cual me excitó tanto que mi verga ya estaba tiesa y lista para lo que vendría; me tocó echarle la carreta de que yo la quería y que deseaba estar con ella y que tambien era mi primera vez(pura m.

ya que yo ya había tirado con otras dos viejas aunque aquellas no eran vírgenes). luego de converserla porque supuestamente yo la amaba la subi a mi habitación y allí comencé a besarla y tocarle el culo por debajo de la faldita que llevaba enseguida le quite la blusa y le arranqué el brasiere dejándome al descubierto esas teticas paraditas por la exitación que ella ya estaba sintiendo y entonces me desvestí lo mas rápido que pude y la tire a la cama en donde tambien la desnude y pude ver aquella cuquita lista para ser mía, le metí la lengua y ella empezó a gemir de placer luego me dispuse a penetrarla cuando me salio con lo del condón que si no lo iba a usar y yo le dije que no habia necesidad que confiara en mí; en ese momento ya deliraba con el virguito que me disponía a comerme.

al principio fue difícil ya que estaba estrecha pero le hice con fuerza y penetro suavecito luego aceleradamente cuando sentí el desgarré de su himen mientras salía sangre de su vagina y ella soltaba un grito de dolor y placer tan fuerte que temi que se despertara mi hermanita; luego siguio dando gemidos y a gr de ahí en adelante no desaprovechabamos los momentos en que podiamos saciarnos porque a la muchachita le quedo gustando así que yo llegaba del colegio y me lo mamaba en la cocina antes del almuerzo luego en la tarde una culiadita y después en la noche yo ""gateaba"" hasta su cuarto a otra clavadita; todo esto pasó hasta que cumpli los 18 y una tarde(la semana pasada) mi madre llego mas temprano de lo normal, nos pilló , a mi me castigaron y a ella la despidieron no sin antes darle yo las gracias por los mejores tres años de mi vida donde experimenté junto a ella las mas deliciosas fantasías sexuales que a un muchacho de mi edad se le pueden ocurrir..