Página 3 de 3 PrimeroPrimero 123
Mostrando resultados del 21 al 29 de 29
  1. #21
    Quinino está desconectado Lector de Relatos
    Fecha de Ingreso
    abril-2009
    Mensajes
    26
    Poder de Credibilidad
    0

    Respuesta: amor de machos entre padre e hijo

    Completamente de acuerdo con los que dicen que estas personas son enfermos, como se puede hacer ciertas cosas con lo mas bonito y deseado que de un matrimonio se puede obtener, los hijos.
    Totalmente en contra de estas practicas

  2. #22
    maite1 Invitado

    Respuesta: amor de machos entre padre e hijo

    Cita Iniciado por Oscuridad Ver Mensaje
    Por lo último creo que te refieres amí, no comparo la homosexualidad en sí, sino la situación que antes tenia de rechazo por no ser 'normal', si parecia que lo comparaba lo siento, solo ponia de ejemplo que antes estaba mal visto.
    Gracias por aclararlo Oscuridad. Lo que pasa es que soy bisexual y se lo que se siente que te vean como animal raro o como una persona pervertida.
    Te agradezco mucho que hayas aclarado ese punto.

  3. #23
    Avatar de Minnie
    Minnie está desconectado Moderador en Entrenamiento
    Fecha de Ingreso
    febrero-2008
    Mensajes
    1,834
    Blog Entries
    17
    Poder de Credibilidad
    11

    Respuesta: amor de machos entre padre e hijo



    "Ni monstruo ni abuso: incesto contra la hija niña, que, para el colmo de su horror, desde el comienzo de su vida aprendió a amarlo."


    Ni monstruo ni abusador
    Por Eva Giberti

    Surgen todos los detalles posibles para que la comunidad descubra que hay padres incestuosos. Hablar de ellos cuando tenemos un expediente ante nosotros es atenerse a los hechos. Cuando no disponemos de él, los medios de comunicación nos informan no solo acerca del delito, sino transparentan qué es lo que la comunidad espera leer o escuchar.

    Recurrir al calificativo “monstruo” pretendiendo que las palabras habituales son insuficientes para describir aquello que protagonizan violadores y víctimas intenta salirse del tema, buscar lo ajeno, lo indescriptible, para no asumir lo que es perfectamende definible y puede enunciarse con claridad.

    Se habla de monstruo por el terror que produce reconocer lo que es y lo que sucede. Hablar de monstruo es alejarse de los hechos y adjudicarle al delito categoría de lo inasible y lo distante. Es de otro planeta, de otra raza no humana.

    Sabiendo sin embargo que estamos hablando de un hombre y de una niña ambos estrictamente conocidos por cada uno de nosotros.

    Hablar de monstruo coloca el tema en lo espectacular y cinematográfico (Alien y King Kong sin la menor vocación incestuosa); lo monstruoso entonces es lo que les pasa a otros y hacen otros.

    No nos engañemos: este artículo lo está leyendo un padre violador y una mujer que fue violada por su padre.

    Lo está leyendo su vecino o su amigo que viola a su hija. Y no lo está leyendo la niña de 10 años que cada noche se aterroriza cuando siente que el padre se acerca a su cama.

    A esas niñas las escuchan los especialistas sabiendo que librarán una contienda durísima no sólo ante determinados jueces sino frente a los incestuosos acompañados por sus defensores dispuestos a demostrar que ellas inventaron los hechos. O ADN de los hijos de ella mediante, que la hija sedujo al padre. Las defensas de los incestuosos son crónicamente semejantes.

    Se argumenta que son inimputables por ser compulsivos (no pueden dejar de violar), también se afirma que la hija consintió. ¿Qué otra cosa puede hacer una niña de 8 o 10 años cuando su papá le dice “todos los papás hacen lo mismo y ahora es un secreto entre vos y yo”?

    ¿Tenemos en cuenta que la niña siente amor, respeto y temor ante el padre? Esa es una de las miserabilidades clásicas de estos violadores: cuentan con la ventaja que les significa la obediencia social/familiar de la víctima.

    Pero la Justicia deberá garantizar la defensa del padre incestuoso. La mecánica jurídica encuentra como obstáculo principal la relación entre el jurista y la norma del código, de la que depende su identidad: “ser un juez que respeta la ley”.

    Entonces, como lo comentó Pierre Legendre: “(La regla jurídica) no debe ser jamás concebida como la invención del glosador (del juez) sino, por el contrario, como restauración del texto por medio de una operación lógica, estrictamente como esto y nada más que esto.

    En la epifanía de la Ley, el jurista no está para nada, no ha inventado nada, es inocente, habiendo dado cuenta, simplemente de la lógica del texto, y pronunciando las palabras del sentido prestado a este último”.

    Acordando con la ley se hablará de abuso (carnal agravado por vínculo); utilizar esta palabra en lugar de incesto constituye la maniobra clave para dejar al sujeto al margen de la gravedad del delito. No es casual la circulación de esta palabra sacralizada por las convenciones sociales: porque abuso sólo apela a la imaginación de quien lee o escucha, incesto nos coloca ante la escena irredimible: un padre que viola a la niña que engendró. Lo cual es particularmente incómodo, porque nos deja sin garantías acerca de lo que un padre sea. O pueda ser.

    Existe un consenso internacional que después de intensas discusiones logró incluir el “abuso” en lugar del incesto.

    Repetir este lenguaje significa aceptar que el Derecho es quien regula los contenidos del lenguaje, que legisladores y magistrados definen lo que cada palabra quiere decir y los miembros de la comunidad acatan. Lo cual no es ingenuo: tranquiliza descubrir que hay padres abusadores (sin que resulte claro qué delitos o transgresiones engloba el término) en lugar de admitir la vigencia del incesto paterno filial contra la hija niña. Porque “abuso” parecería más liviano que violación incestuosa.

    El tema se complejiza cuando los medios de comunicación lo incluyen regularmente, evidenciando que las niñas violadas por sus padres forman parte de la cotidianidad distribuida en todos los estamentos sociales.

    Y aunque el discurso jurídico expuesto por los jueces sea crítico respecto del hecho, los textos jurídicos que no sancionen al padre como incestuoso, sino que lo encuadran en el abuso, funcionan simbólicamente como autorización para incestuar.

    Aun los expertos en este tema recurren al lenguaje del código, porque parece que de este modo la descripción adhiere a “lo legal”. La sombra de la figura del padre se cierne sobre esta semantización híbrida, blandengue y confusionante, buscando preservar la figura sacrosanta del progenitor. Que cuando es realmente padre no precisa ser salvaguardado, porque se alcanza a sí mismo en su textura proteccional y orientadora de sus hijos.

    Pero los reproductores masculinos de la especie no son necesariamente padres, sino que históricamente se recrean como violadores de sus hijas. Esta afirmación genera problemas en el ordenamiento patriarcal de las sociedades y siempre arriesga que las almas buenas –bienaventuradas y respetadas sean– salgan al cruce con la afirmación: “¡Es una exageración! ¡Yo nunca conocí a alguien violada por su padre!”.

    Así será porque durante siglos se silenció el tema y actualmente se busca digerirlo a partir del monstruo –lo espectacular al borde del linchamiento– y del abuso –la tibieza de la letra b, apenas sostenida entre los labios semicerrados al pronunciarla, la antítesis perfecta del desgarro brutal contra la genitalidad de la niña–.

    Ni monstruo ni abuso: incesto contra la hija niña, que, para el colmo de su horror, desde el comienzo de su vida aprendió a amarlo.


    http://blogs.periodistadigital.com/e...7/27/incesto-1
    "La vida no se mide
    por las veces que respiras,
    sino por los momentos
    que te dejan sin aliento"

  4. #24
    canon está desconectado Comentarista de Relatos
    Fecha de Ingreso
    diciembre-2008
    Mensajes
    32
    Poder de Credibilidad
    0

    Respuesta: amor de machos entre padre e hijo

    Yo creo que el incesto no es correcto, es moralmente reprochable
    pero tambien esta el caso de los hijos que se quieren meter con su padre eso si bien puede ser considerado una aberracion tambien no olvidemos que
    somos humanos, con gustos y formas de pensar diferentes.
    Yo me opongo al sexo entre padre e hijo, pero no creo que lo mejor sea tacharlos de depravados sexuales ni nada por el estilo.
    Cada quien tiene libertad de desarrollar su sexualidad como mejor le plasca.


    Yo no la haria, ademas no afecta que los demas lo hagan ¿o si?
    Que la razon no te impida cantar, y que el corazon te ayude a gritar

    Canón

  5. #25
    angelXXX está desconectado Lector de Relatos
    Fecha de Ingreso
    octubre-2009
    Mensajes
    8
    Poder de Credibilidad
    0

    Respuesta: amor de machos entre padre e hijo

    Hola a todos. Felicito a AKUE por sacar a la luz y compartir temas como éste. Desde mi óptica de estudiante universitario, y habiendo leído y charlado mucho con gente experta en Psicología, en Antropología y otras ciencias, veo que las relaciones íntimas entre padres-hijos/hijas y viceversa, son milenarias.
    No sólo como una práctica vacía o "animal", sino como una "iniciación ancestral", en donde entra en juego el despertar de las niñas, la noción de "tribalidad" y de "clan", la importancia del "Falo Paterno" y el valor del Semen, como portador de Vida y Espiritualidad...
    No entiendo porqué hoy en día, la ignorancia tiende a seguir juzgando una idiosincracia y cosmovisión sagrada de Vida (y de sexualidad), distinta a la nuestra!? Calificamos a veces, desde nuesto pequeño universo, creyendonos poseedores de la verdad. Y aunque no se tenga la misma formación que éstos antepasados, y difiera nuestra geografía y raza, sí poseemos la misma "genética" sapiens-sapiens.

    Más que hablar de "amor entre machos padre e hijo" (que sería limitar el vínculo a relaciones del mismo sexo), el fondo de la cuestión está en el "Amor intra-familiar", en su sentido más serio. Éste es el cimiento donde madura el verdadero amor y se desarrolla la persona como un todo. (En sus dimensiones: psico-afectiva, sexual y espiritual)
    A mi modo de ver, y luego de conocer y leer de muchísimas vivencias intra-familiares reales, es imprescindible sepultar todos los prejuicios y limpiar nuestra mente de calificativos: "malo", "incestuoso", "aberrante", "abominable", etc.

    Reconocer que simplemente es el llamado de la naturaleza por ofrendar algo valiosísimo desde el interior de la misma familia, como es la sexualidad y el amor.
    Hasta otra.

  6. #26
    AKUE está desconectado Lector de Relatos
    Fecha de Ingreso
    enero-2009
    Mensajes
    16
    Poder de Credibilidad
    0

    Respuesta: amor de machos entre padre e hijo

    Me alegra mucho que este tema tan delicado aya racibido vuena recectividad de partes de todos ustedes.
    y en especial lo aallan anpliado a un nuevo niver ya que en ni caso me referia a las relaciones entre padres e hijo de hombre a hombre y en donde cada uno esta consiente de sus actos.

  7. #27
    carloswalter está desconectado Lector de Relatos
    Fecha de Ingreso
    julio-2011
    Mensajes
    14
    Poder de Credibilidad
    0

    Respuesta: amor de machos entre padre e hijo

    Totalmente fuera de lugar!

  8. #28
    Avatar de boonne
    boonne está desconectado Moderador en Entrenamiento
    Fecha de Ingreso
    febrero-2008
    Ubicación
    maracay
    Mensajes
    788
    Poder de Credibilidad
    10

    Respuesta: amor de machos entre padre e hijo

    El incesto (del latín "incestare", infestar, contaminar) viene a ser, según la santa inquisición lingüística RAE, toda "relación carnal entre parientes dentro de los grados en que está prohibido el matrimonio", es decir, cualquier clase de actividad sexual entre padres, hijos, sobrinos, abuelos, nietos, primos, hermanos y demás familia.

    El incesto está prohibido por la ley en casi todo el mundo occidental, aunque no de la misma forma y con la misma intensidad. En España, sin ir más lejos, el incesto es legal, pero no por ello deja de estar muy mal visto. Aún así, el sexo entre padres e hijas es mucho más común de lo que pensamos; y no estamos hablando de abusos, sino de relaciones íntimas consentidas (y casi siempre ocultas) entre una señorita hecha y derecha y su señor padre. No es esto algo nuevo ni moderno: el mismísimo Lot bíblico fue seducido por sus hijas con ayuda de unos buenos tragos de licor de uvas. El incesto entre hermanos tampoco es raro, hasta el punto de que, el año pasado, dos hermanos alemanes que llevan 7 años casados y tienen 4 hijos (dos de ellos deformes) apelaron al Tribunal Constitucional de su país para que despenalice el incesto, que en Alemania se castiga con condenas de hasta 3 años de cárcel.

    "¡Cómo es posible que los hombres sensatos puedan llegar a la absurdidad de creer que el goce de su madre, de su hermana o de su hija pueda ser delito!", se preguntaba el Marqués de Sade en La filosofía en el tocador. Pues lo cierto es que existen infinidad de teorías. Según Freud, el incesto siempre es deseado inconscientemente y su prohibición tiene como función coartar al ser humano de las tendencias de matar a su padre y desposar a su madre. Marks llegó más lejos, hasta comparar el asco al incesto con el miedo a las serpientes: algo instintivo o, al menos, de "fácil aprendizaje". Luego está la explicación biológica, que dice que las criaturas nacidas de coitos entre parientes cercanos podrían ser psíquica y físicamente defectuosas. Los sociólogos, por su parte, dicen que no, que lo que pasa es que el incesto provoca confusión de los roles sociales y por eso no se tolera. Según el antropólogo francés Claude Lévi-Strauss, la prohibición del incesto inaugura la cultura humana, en oposición a la naturaleza. Y el filósofo y sociólogo Edvard Westermarck cree, sin embargo, que el repelús que producen las relaciones entre parientes es algo que forma parte de la naturaleza humana y que la atracción erótica se desvanece cuando has crecido con otra persona, sea o no sangre de tu sangre, lo cual explicaría la extensión del tabú a los padres e hijos adoptivos.

    Como ven, esto es un lío: los expertos no se acaban de poner de acuerdo sobre el incesto y, en pleno siglo XXI, aún no existe ninguna teoría que vaya a misa, salvo la de la Iglesia, que sentencia que el incesto es malo porque es un pecado de los gordos. Así que sí: esto del incesto sigue siendo un misterio. Sólo cabe echar mano a las enciclopedias de Historia para intentar proyectar un rayo de luz sobre tan espinoso asunto.

    Historia abreviada del sexo entre parientes

    La miremos como la miremos, la Historia está llena de incestos. Ya en la antigua Grecia, cuna de sabios y pederastas, el incesto madre-hijo era obligatorio, por aquello del aprendizaje, y los dioses de la mitología griega fornicaban entre familiares como si tal cosa. En Roma, Nerón se acostaba con su madre y Calígula con tres de sus hermanas. En la Edad Media, el mismísimo Rey Arturo tuvo un hijo con su hermana Morgana. Y en Egipto, la dinastía ptolemaica y muchos faraones se entregaban a prácticas incestuosas, que nunca han sido un tabú en ese país porque en su mitología es el pan nuestro de cada día.

    El padre Abraham (el de la Biblia, no el de los Pitufos) se casó con su hermana Sara, sentando un precedente que convertiría las Sagradas Escrituras en un cúmulo de incestos... además, si nuestros primeros padres eran sólo dos (y, encima, parientes)... ¿cómo se las arreglaron para llenar el mundo de personas? Pues fornicando como conejos, aún estando prohibido por Dios desde los tiempos del Paraíso: el pecado original sería, pues, el incesto. Y, si no, que se lo digan al papa renacentista Alejandro VI, que no dudó un segundo a la hora de fornicar con su hija, la bellísima Lucrecia Borgia.

    También se ha cometido incesto, a lo largo y ancho de la historia humana, por razones de Estado: se supone que es más fácil concentrar y perpetuar el poder entre una familia o dinastía (y digo se supone porque luego siempre acababan todos a palos, sean o no parientes). Algunas de las monarquías incestuosas han sido los Tawantinsuyo (incas) o los antiguos egipcios (Cleopatra se casó con dos de sus hermanos). Eso por no hablar de monarquías europeas como los Austrias o los Borbones, que se apareaban entre ellos por imperativo real. Más vicioso fue el caso de Carlomagno, que no dejaba casarse a sus hijas porque las tenía de amantes; o Augusto II el Fuerte que tenía como concubina favorita a su propia hija bastarda.

    En la actualidad, el incesto es una costumbre permitida en ciertas zonas de Sudamérica y entre algunos focos de la white trash norteamericana (sobre todo en zonas rurales o económicamente deprimidas). La tribu sudamericana de los kubeo, por ejemplo, lo considera un rito de iniciación a la edad adulta. Los indígenas hawaianos y peruanos lo han practicado hasta hace nada. Y en la tribu africana de los tutsi, si un hombre tiene un gatillazo en su noche de bodas tiene que ir junto a su madre para que ésta le devuelva con sus artes la virilidad.

    Sexo - Antropolog


    Comentario mío: Primero que nada, no estoy de acuerdo con el incesto, ahora bien, el hecho de que una persona practique el incesto, no quiere decir que haya abuso sexual o violación, si es con menores de 12 años, aparte de ser incesto, sería también pedofilia, si es un acto logrado por la fuerza, amenaza, etc, es violación; si es un acto en el cual ambos deciden participar de mutuo acuerdo, siendo ambos participantes mayores de edad y con capacidad para discernir, el único delito, hablando legalmente, sería el del incesto, que en la mayor parte de los países occidentales es penado por la ley, pero si se ponen a indagar, las penas impuestas son realmente cortas, de ahí que se deduce que los legisladores del mundo no lo ven tan grave, a menos de que concurra el incesto con la pedofilia, violación, etc, ahí si sería más severo el castigo

  9. #29
    angelXXX está desconectado Lector de Relatos
    Fecha de Ingreso
    octubre-2009
    Mensajes
    8
    Poder de Credibilidad
    0

    Respuesta: amor de machos entre padre e hijo

    Hola a todos
    El tema por más que es discutible, NO TIENE NADA DE ABERRANTE NI ANORMAL, ese prejuicio IGNORANTE hay que eliminarlo de una vez.
    Cualquier persona que tenga un mínimo de cultura, reconoce que los vínculos íntimos entre Padres-hijos /as, se han dado desde que el hombre es hombre. Es algo que está en la Naturaleza y el Instinto, y que lamentablemente por razones culturales y religiosas se ha camuflado, deformado y condenado.
    Hay Bibliografía y no debemos dejar que nuestra sociedad se siga deteriorando con tabúes o prejuicios que reprimen y neurotizan la afectividad y la sexualidad, tanto del Hombre como de la Mujer.
    Es triste ver cómo la IGNORANCIA puede más.
    El Amor entre Padre-hijo o hija, debe expresarse en TODAS sus fascetas, incluída la Genital. ¿Porqué pensar que lo sexual es "impuro" o desconectado de un TODO que es el ser humano?
    PERVERSOS, SUCIOS e IMPUROS, son aquellas mentes ignorantes y prejuiciosas que destruyen el verdadero Vínculo del Amor. Destruyen y aniquilan las mentes de la sociedad.
    Saludos y espero no haber ofendido a nadie.

Página 3 de 3 PrimeroPrimero 123

Visitors found this page by searching for:

relatos gay padre e hijo

relatos de sexo entre padre e hijo

relatos eroticos gay padre e hijo

sexo gay padre e hijo

relatos incesto padre hijo

relatos gay de padre e hijo

relatos de padres e hijos gay gratis

RELATOS PADRE E HIJO

padre e hijo gay relatos eroticosrelatos de incesto gay padre e hijorelatos gays padre e hijopadre e hijo relatosrelatos eróticos padre e hijorelatos padre e hijo gaysexo gay padre e hijo relatosrelatos eroticos de incesto padre e hijorelatos heroticos gays entre padres e hijosincesto gay padre e hijoincesto padre e hijo relatosinsesto relatos padre e hijosexo entre hombres padre e hijorelatos sexuales gay padre hijo y abuelorelatos sexo gay padre-hijorelatos de sexo padres e hijospadre e hijo incesto gay
SEO Blog

Tags for this Thread

Marcadores

Normas de Publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •